febrero 13, 2019

Las plantas necesitan luz, agua, oxígeno y dióxido de carbono para sobrevivir. Si maximizamos todas las condiciones, pero no hay suficiente  CO2 den el ambiente, no lograrán todo su potencial.

alt='' abono co2 cultivo cannabis interior indoor ''.jpg

Este año, Drow, grower del team House of Weed, introdujo una bombona de CO2 (con su corresponiente controlador) para aumentar la producción en el indoor, y obtuvo buenos resultados.

Queremos hacer esta entrada explicando por qué se decidió hacer, qué beneficios tiene y qué se necesita. Aún estamos aprendiendo sobre su funcionamiendo, así que a medida que se vaya probando en más cultivos, subiremos una nueva entrada hablando más al respecto.

Si quieres ver los resultados de este cultivo, mira seguimiento:

Para entender la necesidad de agregar CO2 (también llamado abonado de CO2), debemos remontarnos a la clases de biología, concretamente al proceso a través del cual las plantas obtienen su alimento: la fotosíntesis.

¿Por qué las plantas necesitan CO2? La fotosíntesis

alt='' abono CO2 cultivo cannabis marihuana ''.jpg

Las plantas de Cannabis, al igual que muchos otros organismos, son autótrofas. Esto significa que tienen la capacidad de fabrican su propio alimento a partir de la síntesis de sustancias inorgánicas, y por tanto, no necesitan de otros seres vivos para sobrevivir.

El proceso a través del cual obtienen alimento es la fotosíntesis. Tiene dos fases una lumínica y otra que se hace en la oscuridad.

FASE I: Fase lumínica

En la fase lumínica, la clorofila - pigmento que otorga color verde a la planta - capta la luz del sol y rompe la molécula de agua (H2O), la cual se obtuvo previamente por de las raíces y las hojas. Al romper los enlaces de la molécula, se libera el oxígeno que como es un gas va al aire y se almacena la energía en las moléculas ATP.

FASE II: Fase Oscuridad

La segunda fase de la fotosíntesis es la fase de oscuridad, aunque realmente se realiza durante todo el tiempo.

En los cloroplastos - órganos celulares de organismos eucariotas – llegan el CO2 del aire y la energía de las moléculas ATP que se obtuvieron en la Fase I, y como resultado del proceso se crea glucosa, que es un compuesto orgánico similar al azúcar y como residuo sale agua (H2O).

Posteriormente a partir de las glucosa se forman otros compuestos como el almidón, que sirven como alimento para la planta.

Por tanto,  las plantas necesitan 3 elementos básicos para sobrevivir: H2O, O2 y CO2.  Además de la luz, claramente.

Cuánto CO2 consume una planta de Cannabis

Entendemos que las plantas necesitan luz, agua, oxígeno y CO2. La luz solar la remplazamos por bombillas de sodio o LED, el agua la aplicamos nosotros en cada riego, y el oxígeno se encuentra en cantidad suficiente en aire, pero no así el CO2.

El dióxido de Carbono está en el aire gracias a la fermentación aeróbica, la combustión de compuestos orgánicos y los residuos de la respiración de muchos seres vivos. Sin embargo, la concentración de CO2 del aire es de 400 ppm (partes por millón), y las plantitas pueden absorber entre 1200 - 1500 ppm.

El CO2 que no están obteniendo impide que la planta desarrolle todo su potencial. Por tanto, hacer una fertilización carbónica puede tener grandes ventajas:

  • Acelera el metabolismo de las plantas
  • Mejorará el rendimiento
  • Disminuye agentes contaminantes del ambiente
  • Aumenta la resistencia.

Sin embargo, no es tan fácil como ir a comprarlo e instarlo. Tenemos que ir evaluando y regulándolo a medida que vemos cómo responden las plantas al gas.

ATENCIÓN. La concentración utilizada no es tóxica para los seres humano. Sin embargo, en concentraciones muy altas el CO2 (+2%) sí puede acarrear problemas.

¿Cómo y cuándo abonar con CO2 en el cultivo de marihuana?

El CO2 se recomienda para cultivadores con experiencia. Aquellos que llevan varios cultivos de interior teniendo todos los parámetros bien controlados (buena iluminación, ventilación, riego y fertilización, control de temperatura, etc.).

Si te animas a hacerlo, hay dos opciones que puedes instalar:

  • Generador de CO2: especie de estufa que lo produce y libera fácilmente. Los contras es que son costosas y crean otros problemas como exceso de calor y humedad - que implicaría tener un deshumificador para controlar la aparición de moho. Además, con los generadores existe el riesgo de que se liberen gases tóxicos.
  • Sistema de inyección de CO2: consiste en una bombona que lo libera CO2 de forma controlada a través de un medidor de flujo digital con temporizador. Esta opción es la que más recomendamos porque además de ser la más económica, no emite calor, agua, ni produce gases tóxicos. Eso si, requiere instalar un medidor que controle y regule la cantidad de CO2 del ambiente, y estos no son tan económicos y requieren cierto conocimiento previo.

A la hora de decidir cuándo hacerlo, considera que la fertilización carbónica se recomienda sólo para la etapa de floración. Si lo haces en la etapa vegetativa tus niñas crecerán muy rápido y será difícil controlar la altura.

Además, debe encenderse únicamente cuando los focos están encendidos, ya que es cuando los estomas están abiertos y más lo absorben. Sin embargo en la noche este debe apagarse, porque las plantas aprovechar para utilizar el O2 y crecer.

¡OJO! Las plantas se estarán desarrollando más de lo habitual, por lo que también necesitarán más agua y nutrientes de lo habitual. Pero bueno, no te anticipes, observa bien las señales y síntomas que vayan mostrando tus plantas. 

También es importante contar con un buen sistema de ventilación (extracción e intracción) que renueve el aire.

¿Alguna vez has cultivado con CO2? Cuéntanos tu experiencia.

Esperamos que te haya servido esta info, y si te gusta lo que hacemos, síguenos en las redes sociales para estar en contacto:

INSTAGRAM / FACEBOOK / YOUTUBE

Saludos y hasta la próxima entrada, 

House of Weed