febrero 02, 2018

Tras varios meses de espera, llegaste a la etapa final del cultivo. Los cogollos están gordos, olorosos y listos para ser cortados. Es hora de la tan anhelada cosecha. 

La cosecha es una de nuestras partes favoritas del cultivo. Después de varios meses de espera, esta última etapa es todo un regalo de tierra... el aroma de las flores impregna toda la casa, cuando las tocas se pega la resina en los dedos, y estamos muy cerca de probar aquellos frutos que con tanto amor y esmero hemos cultivado.

Queremos que tu cosecha sea perfecta. Por eso, en esta entrada resolveremos algunas las preguntas que más frecuentes como: ¿cuándo saber que es momento de cosechar? ¿cómo hacerlo? ¿cuál es la mejor forma de secar? ¿cómo curar nuestras flores? o si es mejor manicurar en seco qué en húmedo

Cannabis en Floracion

►►Te recomendamos leer: Consejos para las Semanas Antes de la Cosecha

alt='' cosecha manicurado trimming cannabis marihuana ''.jpg

LA COSECHA

¿Cómo saber cuándo cosechar?

Los bancos de semillas nos suelen decir una fecha estimada en la que nuestras plantas estarán listas. Sin embargo, esto sólo nos servirá como guía. 

Para saber exactamente cuándo cosechar tenemos que mirar nuestras plantas y comprender las señales que  nos envían.

Un indicador es el cambio de color de los pistilos - esos ''pelitos'' que aparecen entre los cogollos. A medida que se acerca la fecha, verás que pasan de blanco transparente a ambar o café claro.

Los pistilos sólo te avisan que se aproxima el momento. Para saber el momento exacto, en el que las flores tengan la mayor concentración de THC, tienes que revisar los tricomas.

alt='' cosecha manicurado trimming cannabis marihuana ''.jpg

Los tricomas son glándulas de resina que están pegadas a los cogollos y hojas cercanas (sugar leaf), eso que les da aspecto ''glaseado'' de los frutos.

Se encargan de distintas funciones, como la protección ante agresiones insectos, cambios de temperaturas y conservación de la humedad. Además son el lugar de sintetización de cannabinoides, terpenos y flavonoides que son los responsables de los efectos fisiológicos  que origina su consumo.

Aunque algunos son bastante grandes, para verlos bien se necesita la ayuda de una lupa, por lo que si no tienes te recomendamos compra una. 

¿Cuando están listos los tricomas?

Los tricomas están inmaduros cuando su color es traslúcido o transparente y no su cuerpo aún no está formado. En ese punto no han alcanzado su mayor concentración de cannabinoides, por lo que debemos esperar pacientemente un poco más.

Si al volverlos a revisar, encontramos que la cabeza está totalmente formada (como un champiñon) y el color es ''lechoso'' nuestra planta está totalmente formada. En este momento, tenemos la máxima concentración de cannabinoides y terpenos. El efecto de los cogollos cortados en este punto será más limpio y estimulante (no sedativo). 

Finalmente, cuando la cosecha se extiende a un lapso mayor de tiempo los tricomas se tornan ámbar. Esto nos indica que se produjo una parcial degradación del THC y que se incrementaron otros cannabinoides, como el CBN que son más sedativos y relajantes.

Eso es a grandes rasgos, pero no todas las variedades están listas en el mismo punto. Dependerá de si es índica, híbrida o sativa, tu preferencia o finalidad que tengan. Por ejemplo:

  • Las índicas se recomiendan cortar cuando tengan las cabezas de los tricomas perfectamente formadas y todavía sean de color blanco traslúcido para evitar el efecto pesado o narcótico.
  • Los híbridos se recomiendan cortar un poco después, cuando el color sea más lechoso, esto porque es el punto de mayor porcentaje de THC .
  • Las sativas son de cosecha tardía por lo que requieren un poco más de tiempo. Al cortarlas puede haber cerca de un 30% de tricomas color ámbar.
  • Si se pasan un poco más, y el 50% o más de los tricomas están ambar, el efecto será corporal y muy sedativo. Aunque no es el efecto deseado por los usuarios recreativos, puede ser un buen momento para aquellos que busquen un uso medicinal, ya que será un somnifero natural, y aliviará dolores e inflamaciones.

tricomas cannabis

¿Cómo cosechar Cannabis?

Como dice el dicho cada maestrillo tiene su librillo por lo que aquí vamos a contar la forma en la que nosotros lo hacemos. Lo primero es tener unas buenas tijeras que estén limpias y desinfectadas.

Creemos que lo más fácil es cortar toda la rama desde la base, y después quitar las hojas más grandes. Si era una planta pequeña, como por ejemplo una automática, incluso se puede cortar la planta entera.

¿Trimming antes o después de secar?

cosecha cannabis

Antes de colgar los cogollos para que se sequen, tienes que decidir si llegó o no la hora del manicurado o ''triming''.

alt='' cosecha manicurado trimming cannabis marihuana ''.jpg

Antes del secado:  las ventajas de manicurar antes del secado es que es más rápido y se evita la aparición de hongos. Sin embargo, no es una técnica que nos guste. A las flores no les da tiempo a secarse de forma óptima y esto se nota a la hora de fumarlas. Sólo la recomendaríamos si vives en un lugar muy húmedo o si tuviste problemas de moho durante los últimos meses de floración. 

Después del secado: en este método se ponen a secar las ramas tal cual las sacaste de la planta, sin cortar ni una sola hoja. Es más cuidadoso, aunque un poco menos eficiente. La planta se secará a su ritmo, de forma pareja, se eliminará mayor cantidad de clorofila, y con ella el sabor fuerte y amargo que a muchos les desagrada. 

alt='' cosecha manicurado trimming cannabis marihuana ''.jpg

Este segundo método es el que usamos habitualmente aunque sí quitamos algunas de la hojas más grandes y dejamos sólo aquellas que protegen las flores. Además, así no hacemos todo el trabajo el mismo día. El manicurado conlleva un buen tiempo y está bien poder espaciarlo.

¡OJO! Aunque los restos vegetales que cortemos no tengan resina, no significa que deban tirarse a la basura. Los puedes utilizar en para hacer una rica y potente leche cannábica.

SECADO

El secado se realiza por varios motivos:

  • El cogollo será más potente, ya que si lo utilizamos en un primer momento su efecto no será tan psicoactivo.
  • Obtendrás un mejor aroma y sabor
  • La hierba quemará mejor, y por ende tener una experiencia más agradable para el paladar.

 

El proceso de secado

Los frutos deben secarse durante 1 - 2 semanas, o hasta que al doblar el tallo suene el quiebre. La forma en la que recomendamos hacerlo es en un armario vacío que tenga rejillas de ventilación, así podrán estar colgados boca abajo, a oscuras y sin exceso de humedad.

secado marihuana

Para secarlos puedes utiliza colgadores de ropa en la que acomodar las ramas, aquellos frutos más pequeños, los frutos más pequeños puedes amarrarlos con un hilo al colgador, siempre dejando espacio entre ellos.

Si no tienes un armario, otra opción es utilizar mallas de secado. El único inconveniente es que puede que una de las caras del fruto quede aplastada. De todas maneras procura moverlos y darlos vueltas constantemente No es la opción más recomendada, pero sí la más cómoda para espacios reducidos.

Independiente de la forma de secado, recuerda que el punto exacto se produce cuando puedes quebrar el tallo fácilmente y suene ''un clic''. Si esta húmedo no se quebrará.

¿Qué tener en cuenta al momento de elegir un lugar de secado?

  • La luz degrada los cannabinoides, por lo que tus frutos no deben recibir luz directa.
  • Colgarlos boca abajo hará que conserven mejor su estructura, aunque acostarlos no afecta la calidad del producto.
  • Durante el secado, los cogollos se deben mantener a temperaturas entre 18-24ºC y con una humedad entre 45-55%. Si están expuestos a temperaturas elevadas, los cogollos se secarán muy rápido causando mal sabor, aroma y una sensación áspera y caliente al fumar. Procura mantener la humedad a raya, de lo contrario aumentará la posibilidad de aparición de hongos. 
  • Los frutos deben estar lo más separados posible en el lugar de secado, así evitarás el exceso de humedad y que se traspasen hongos. 

*¡ATENCIÓ!: Deja los frutos cosechados apartados de las plantas que siguen cultivándose, ya que las condiciones ambientales que necesitan no son las mismas, y además serán más propensos a adquirir plagas.

MANICURADO

Una vez los frutos están secos, llega la hora de dejarlos peladitos, sacando todas las hojas pequeñas y dejando en el fruto pura calidad. 

Para esta parte, necesitarás:

  • 2 tijeras, unas pequeñas y finas para perfeccionar los detalles, y las tijeras de cultivo que son más gruesas y nos ayudarán a sacar los tallos. Ambas deben estar previamente desinfectadas.
  • Papel periódico para recubrir la mesa de trabajo.
  • Guantes de latex para manipular el material y que tus manos no queden llenas de resina. 

El manicurado simplemente consiste en eliminar todas las hojas y tallos hasta dejar cogollos perfectamente pelados, y listos para curar. De todas las partes de la cosecha, en nuestra opinión es de la más entretenida, sobretodo si lo haces mientras disfrutas de un cañito y buena música.

►►¿Has  escuchado nuestro Playlist en Spotify con la mejor música para volar? Búscanos como House of Weed

manicurado cannabis

Los restos vegetales que sobrarán aquí son de primera calidad. Están llenos de resina y con grandes concentraciones de cannabinoides, así que los tienes que aprovechar. Puedes utilizarlos para muchísimas cosas, como preparar aceite, o otro extracto.

CURADO

El curado es el último paso antes de poder disfrutar nuestros frutos. En esta etapa, los cogollos terminan de secarse totalmente, para así poder guardarse sin que aparezca moho. Es importante curar los cogollos para que la humedad que quede tras el secado no afecte el sabor y la potencia de nuestra cosecha.

¿Cómo curar Cannabis?

Para curar, guarda los frutos en frascos o recipientes herméticos de vidrio, ocupa 2/3 de la capacidad y déjalos en un lugar oscuro y fresco. Con esto evitarás el contacto con la luz, el calor y el roce, condiciones que aceleran la degradación de los cannabinoides. 

Habitualmente se recomienda usar frascos de vidrio para evitar que tome aroma a metal u otro material. Sin embargo cuando tienes muchos frascos se puede volver algo incómodo, por lo sería más cómodo guardar tuppers plásticos.

Durante la primera semana, abre el contenedor todos los días entre 10 y 15 min para sacar la humedad y hacer un recambio de aire. A la cuarta  semana ya estarán suficientemente curados para utilizar, aunque entre más los dejes mejor estarán en cuanto a sabor, aroma y sensación al fumar. ¡Paciencia! Lo bueno se hace esperar.

Una vez curados los frutos de tu preciada cosecha, estarás listo para disfrutar de los aromas, sabores y sensaciones del cannabis en su esplendor. 

¿Cómo conservar los cogollos más tiempo?

Para conservar los cogollos más tiempo, los frascos deben permancer cerrados en un lugar oscuro, fresco y libre de luz. Así se preservará el aroma, sabor y los cannabinoides.

Para que duren aún más, puedes añadir sobres de humedad Bóveda cuando tus flores estén curadas. Estos sobres mantienen la humedad en 62% (humedad óptima para el Cannabis), para que no se sequen las flores y mantengan la textura perfecta por mucho más tiempo.

Por último, marca los frascos. En la etiqueta te recomendamos poner:

  • Nombre y RUT
  • Diagnóstico *si es para uso medicinal*
  • Nombre cepa
  • Fecha cultivo
  • Fecha cosecha
  • Declaro bajo juramento simple que este cultivo está destinado a la atención de un tratamiento médico, y/o a su uso o consumo personal, exclusivo y próximo en el tiempo, según lo estipula la ley 20.000 es su artículo 8. 
  • Firma

►Para más información legal, visita el apartado de ''Cultiva Informado''.

Esperamos que el blog te haya sido útil y que lo apliques en tu cosecha. Si tienes alguna pregunta, escríbenos en nuestras redes sociales.

INSTAGRAM / FACEBOOK / YOUTUBE

Un saludo y hasta la próxima, 

House of Weed