noviembre 25, 2017

Hacer esquejes de marihuana es una técnica de cultivo muy sencilla. Sólo se corta una rama de una planta y se hace enraizar con la finalidad de crear otra planta nueva y conservar su genética. 

Tal vez les ha ocurrido cosechan una planta, y se dan cuenta que es la mejor que han probado, y querrían volver a cultivarla... pero ya es demasiado tarde. En estos casos podríamos revegetar la planta y empezar de cero... pero es lento y puede no funcionar. Por eso, lo mejor es sacar esquejes mientras están en vegetación, y mantenerlos hasta que decidamos si la cepa merece volver a ser cultivada o nos vamos por otra nueva.

¿En qué consiste? Hacer un esqueje es crear una nueva planta a partir de otra de forma asexual (es decir, sólo con una planta hembra, sin invervención del macho). La planta resultante será una copia exactamente igual que la planta madre. 

Reproducción del Cannabis

Para empezar, tenemos que entender que las plantas de marihuana pueden reproducirse de 2 formas. Una forma, es a través de la reproducción sexual que se hace por medio de la polinización del macho y la aparición de semillas, y la segunda, es la reproducción asexual que consiste en crear clones, también llamados esquejes.

alt= '' planta macho cannabis reproduccion sexual ''.jpg

►► Te recomendamos leer: ¿Merece la pena cultivar machos?

Esquejes de Cannabis

Los esquejes son fragmentos de la planta que se separan con la finalidad de crear una nueva planta. La planta de la que se extraen se denomina planta madre. Esta debe ser hembra y tener al menos 2 meses de vida. 

El proceso es relativamente simple, aunque es común que la primera vez algunos de nuestros esquejes se queden atrás. Así que no desesperar, como dicen por ahí la práctica hace al maestro!

''Pros'' de Hacer Esquejes:

  1. No se necesitan semillas.. Esto hace que sean ideales en países donde no es fácil conseguirlas.
  2. Todos los esquejes serán hembras, ya que son copias iguales a la planta madre. Por lo cual no de tienes que preocupar de eliminar los machos.
  3. Requieren menos tiempo para cosechar. Al ser plantas maduras, puedes ponerlas a florecer cuando desees.
  4. Permiten conservar una buena genética, ya que son copias idénticas a la planta madre.
  5. Hay menor probabilidad de tener problemas de excesos o déficit de nutrientes, ya que tienen las mismas necesidades que las plantas madre, las cuales ya conocemos. Lo mismo sucede con las plagas.

''Contras'' de Hacer Esquejes

A planta madre no sufre por que saquemos esquejes. Si usamos el material limpio y desinfectado, no deberíamos tener ningún problema. De hecho, podemos aprovechar a sacarlos de las ramas que cortamos en la poda de bajos,  y así ''matar dos pájaros de un tiro''.

Sobre los esquejes en sí, hay que tener en cuenta que a diferencia de las semillas, estos se desarrollan sin una raíz principal. Las raíces de los esquejes son raíces laterales, y esto hace que no sean tan resistentes a plagas y malas condiciones como las plantas que vienen de semilla. Sin embargo, esto no quita que con buenas condiciones puedas obtener muy resultados espectaculares.

      Cómo hacer esquejes paso a paso

      Instrumentos que necesitas:

      • Planta madre.
      • Pequeño invernadero
      • Luz fluorescente (puede ser bajo consumo).
      • Tijeras desinfectadas y afiladas.
      • Hormonas de enraizamiento.
      • Bolsitas jiffy.

      Proceso para hacer esquejes:

      PRIMERO:  Selecciona y corta la rama

      Para saber cuál seleccionar fíjate que estén firmes y fuertes con un diámetro entre 3-6mm y un largo entre  6-10cm, y que tengan 2-3 nudos.

      Realmente puedes sacar esquejes de cualquier parte de la planta. Se recomienda hacerlo de las ramas bajas y medias porque tienen más hidratos de carbono y esto hace que sea más fácil que enraícen. Eso sí, no aconsejamos que sean tallos muy gruesos, ya que tardarán más en sacar raíces.

      Una vez la elijas, haz un corte limpio en un ángulo de 45º. Este será tu esqueje y sumerge el tallo en agua inmediatamente para evitar una embolia u la muerte del esqueje.

       

      SEGUNDO: Limpia tu esqueje

      Corta las hojas inferiores, dejando al menos 1 nudos (grupos de hoja) por encima. También corta las puntas a las hojas superiores para a evitar la deshidratación. Después, raspa suavemente los 2 cm inferiores del tallo, y déjalo en un recipiente con agua.

      Se recomienda enterrar un nudo, ya que facilita el proceso, pero no es 100% necesario. 

        TERCERO: Planta tu esqueje

        Pon las bolsitas Jiffys en remojo por 10 minutos. Mientras tanto, moja la parte del tallo que raspaste del esqueje en las hormonas de enraizamiento. Cuando esté listo, clávalo en una bolsita jiffy a la que le hayas quitado el exceso de agua previamente.

        Es importante hacer un hueco primero con un palillo para evitar que se rompa el tallo con la presión.

        CUARTO: Ponlos en el mini-invernadero

        Pulveriza con abundante agua sobre las hojas del y cúbrelos. Una vez hecho esto, pon la luz fluorescente (puede ser ahorro energía) con un fotoperiodo de 18/6 (18 hrs de luz, 6 de oscuridad)
        ***Nota: Los esquejes necesitan una temperatura entre 18º y 22ºC y una humedad relativa superior al 90% para enraizar.

        QUINTO: Cuidados posteriores

        Deja el invernadero completamente cerrado. Durante tres o cuatro días abriremos una vez al día para regar con agua pulverizada. Después de este periodo, seguiremos abriendo pero dejando el invernadero abierto por 15 min, ya que en esta etapa sólo requieren un 80% de humedad. Entre 8-20 días podrán verse las primeras raíces. Cuando se vean es hora de trasplantarlas al sustrato definitivo.

            A tener en cuenta:

              • A pesar de que se pueden hacer esquejes de cualquier hembra sin importar su estadio, se recomienda hacerlo en plantas en periodo vegetativo. De esta forma, tendrán tiempo de enraizar y crecer antes de florecer. Nosotros hemos hecho esquejes de plantas en floración con buenos resultados, pero no siempre funciona y necesita mucho tiempo, ya que debe revegetar y sacar raíces.
              • No se pueden hacer esquejes de plantas automáticas.
              • Algunas variedades son más aptas para realizar esquejes. Por ejemplo, Channel + de Medical Seeds se caracteriza porque sus esquejes enraízan más rápido que los de otras variedades.

              Esperamos que el blog te haya ayudado a comprender de mejor forma este tema.  Sabemos que aprender a cultivar es un proceso, es por ello que te invitamos a que sigas aprendiendo del contenido que subimos en nuestras redes sociales.

              INSTAGRAM / FACEBOOK / YOUTUBE

              Saludos y hasta la próxima entrada, 

              House of Weed