junio 20, 2018

El cultivo de una planta de Cannabis tarda entre 4 - 6 meses. Sin embargo, han aparecido nuevas variedades de maduración rápida, y los cogollos tardan sólo 2 meses en estar listos para ser cosechados.

alt='' plantas cannabis automaticas autoflorecientes ''.jpg

Sabes cuáles son las plantas de Cannabis autoflorecientes, y cómo en qué se diferencian de las variedades normales.

Si alguna vez has cultivado, sabrás que las plantas regulares tardan entre 4 a 6 meses en alcanzar su punto de maduración. Para acelerar este proceso, en las últimas décadas se han desarrollado variedades de maduración rápida, las cuales están listas en sólo 2 meses desde la germinación.

¿Cómo se crean las cepas autoflorecientes?

Las variedades autoflorecientes, también llamadas automáticas, provienen de cruzas con plantas ruderalis. Las plantas de marihuana Ruderalis son un subtipo de Cannabis silvestre típico de Rusia, Europa central y Asia central.

Para adaptarse a esos lugares con condiciones climáticas extremas, las ruderalis desarrollaron la capacidad de inducir la floración al llegar a cierto punto de maduración. Es decir, no tienen en cuenta el fotoperiodo, como lo hacen las plantas regulares (índicas o sativas).

Características de las plantas de Cannabis Ruderalis

  1. Florecen al alcanzar su punto de maduración.
  2. Están listas para ser cosechadas a los 60 - 70 días desde la germinación.
  3. Su tamaño es pequeño (30 - 70 cm), ideales para espacios reducidos.
  4. Niveles bajos de Cannabinoides (THC y CBD).

La historia de Lowryder, la 1ª autofloreciente

The Joint Doctor, como buen cultivador, quiso experimentar con las semilas de Mexican Rudy, y decidió cruzarlas con una Northern Light #2, y después con otra popular índica, William’s Wonder.  Así alcanzó la combinación perfecta, la cual dio paso a la primera variedad autofloreciente del mercado.

Las plantas de marihuana autoflorecientes

Inicialmente, las plantas auflorecientes eran como  Mexican Rudy, pequeñas y de efecto leve. Sin embargo, con el pasar de los años y el avance de la tecnología, las variedades automáticas han logrando llegar a asemejarse a las plantas de marihuana regulares. De hecho, existen variedades autoflorecientes con hasta 24% de THC. Las diferencia principal están en la producción.

Pros y Contras de las plantas autoflorecientes:

  • Como no dependen del fotoperido, en el cultivo de exterior no hace falta preocuparse por la evitar o aumentar el número de horas de luz que reciben.
  • En el cultivo interior, puedes aumentar las horas de luz durante el periodo de floración para formar frutos más grandes y densos (P.ej. 18/4 en flora).
  • Su pequeño tamaño las hace ideales para el cultivo en armarios o lugares pequeños. Tener en cuenta por su tamaño, la producción por planta será menor que la de una regular.
  • Tienes que evitar que sufran estrés. Al tener un periodo de crecimiento más corto del habitual, cualquier problema durante el cultivo afecta gravemente la calidad y cantidad de la producción.
  • No sirven para hacer esquejes. 

►► Te recomendamos leer: Consejos para el cultivo de automáticas.

¿Conocías la historia de las plantas automáticas? Cuéntanos en los comentarios, o en nuestras redes sociales:

INSTAGRAM / FACEBOOK / YOUTUBE

Saludos y hasta la próxima entrada, 

House of Weed