NAVIDAD: ENVIOS GRATIS POR COMPRAS SOBRE 30.000!!!!!

noviembre 03, 2017

¡Bienvenidos a una nueva entrada en blog más buena onda de la web!

En esta ocasión hablaremos, o escribiremos mejor dicho, de los tipos de cultivo en exterior que se pueden realizar, y algunas características especiales de cada uno. Podrás ver cuál tipo se adecua más a tus condiciones y qué necesitarás para llevarlo a delante. Como muchos sabrán estamos en plena época de cultivo en exterior en Sudamérica por lo que es el momento perfecto para empezar tu jardín.

Hoy explicaremos 3 tipos de cultivo exterior:

PRIMERO – CULTIVO DE BALCÓN O JARDÍN:

Son los cultivos más populares. Si vives en un departamento, o en una casa sin jardín, puedes colocar tus plantitas en el balcón o cerca de una ventana intentando que les llegue la mayor cantidad de sol y luz posible durante todo el día. Si tienes suerte podarás sacar una buena cosecha si pega bastante el solcito veraniego.  
Y si tienes la fortuna de contar con un patio trasero, encontraste tu lugar perfecto, tu pequeño edén. Sólo necesitarás semillas, maceteros, fertilizantes, paciencia y mucho amor para cuidarlas.

Cultivo Cannabis Exterior

En este tipo de cultivo hay 3 factores a tener en cuenta:

El primero es que las plantas deben estar bien resguardadas para intentar que no sean vistas desde el exterior. Si bien no es obligatorio, debido a que actualmente, en Chile, se permite el autocultivo de Cannabis y, además, la Corte Suprema ha emitido fallos en los que ha determinando que no es suficiente que las policías avisten plantas desde el exterior para que entren a un domicilio. 
A pesar de esto, lamentablemente, tus vecinos o los mismos carabineros pueden no estar enterados de la ley, su interpretación y aplicación. Así que te podrías llevar un mal rato. Por lo que te recomendamos evitar hasta al menos un par de años cuando todo sea mucho más normal... 

El segundo es evitar la contaminación lumínica. Las plantas necesitan un periodo descanso en el que deben estar a oscuras. Al estar en exterior, existe la posibilidad que les llegue luz de la calle, de adentro de casa o de algún vecino. Elige un lugar que no llegue mucha luz, o éntralas en la noche a una habitación oscura. Otra opción es cultivar automáticas, ya que estas se adaptan mejor en estos casos. De todas maneras no es un gran problema a resolver, simplemente lo mencionamos para que lo tengas en cuenta :) 

Por último, ten cuidado con olor de que desprende tu jardín. Como comentábamos, estamos en nuestro derecho de cultivar, pero nunca está de más evitar un problema con los vecinos. ¿Qué puedes hacer? Al elegir el lugar donde ubicar tus plantitas, elige uno en donde la dirección del viento no vaya a dar al patio del vecino, o simplemente intenta dejarlas lo más lejos de muros colindante con otras propiedades. Puedes aportar al camuflaje del olor, cultivando plantas aromáticas de otras especies como la hierbabuena, menta, ajenjo, romero, lavanda, etc.
Te dimos varias ideas jeje pero puedes complementarlo consultando en google alguna lista completa de plantas súper aromáticas para tu jardín :P 

SEGUNDO – CULTIVO DIRECTO A TIERRA 

Si puedes sembrar directo en tierra, la planta te dará su máximo potencial. Este tipo de cultivo son los más naturales para ellas, pueden crecer todo lo que quieran sin los límites del macetero.

Cultivo Cannabis Exterior Directo a Tierra

Para cultivar directamente en tierra, es importante que el suelo que tenemos sea óptimo. Recuerda que las plantas se desarrollarán en suelos aireados y con buena filtración. Si la tuya es muy compacta, puedes cambiarla por tierra de hoja con perlita y turba, o por un buen sustrato específico para marihuana. Depende de tus posibilidades económicas y cuánto quieras cultivar.

En estos cultivos debes esperar plantas grandes. Si tienes muros pequeños y quieres pasar desapercibido, te recomendamos hacer podas, o utilizar mallas para controlar su crecimiento. Ten en cuenta que una sativa puede sobrepasar los 2 metros de altura. En este tipo de cultivo las plantas no podrán moverse después de sembrarlas. En caso de emergencia, por ejemplo, una visita inesperada, debes tener un plan B para ocultarlas (mallas negras por ejemplo). 

Al cultivar en tierra, debes pensar cuál es tu plan de acción en caso de lluvia. Durante el periodo vegetativo, una lluvia leve o moderada no causará grandes problemas en nuestro cultivo. Sin embargo, en floración el agua puede acumularse en las flores, les puede salir hongos, o las ramas pueden romperse por el peso de los cogollos y el efecto viento (¡ Y además, recuerda que la humedad atrae a los caracoles). Así que compra plástico y organiza un plan B. 

Para la lluvia podemos actuar de 2 formas: lo primero protegerlas con un toldo resistente, esto si la lluvia es muy fuerte y crees que pueden romperse las ramas; lo otro es comprar un plástico, ubicar clavos o ganchos cerca y tener el resguardo de actuar rápido cuando llueva. 

Por último ayuda a que la planta se seque rápidamente cuando termine de llover, sepáralas para que corra el aire, ponlas al sol, no las riegues hasta que estén secas, etc…

TERCERO – CULTIVO DE GUERRILLA

El último tipo de cultivo que queremos comentar es el de guerrilla. Este es menos común, ya que se realiza cuando se quiere plantar bastante en exterior. Generalmente, el cultivo de guerrilla lo realizan legalmente algunos Clubs de Cannabis, los Bancos de Semillas, otras organizaciones cannábicas que requieren mucho material vegetal para uso e investigación.

Para realizarlo se necesita un terreno en una zona rural de difícil acceso. Generalmente el cultivo se rodea con otras plantas o árboles para que esté lo más oculto posible. 

En muchas ocasiones el cultivo se hace directo en tierra, aunque también se puede realizar en macetas.

Si te gustó el blog, ayúdanos difundiendo con tus amigos amantes de la planta :D

Salúdanos en INSTAGRAM :) 

 




¡BIENVENIDO!

Únete a la comunidad y accede a descargar Libros y Guías de cultivo GRATIS :P