INSTA: @houseofweed_ch /FB: @hwvalpo

octubre 03, 2017

Bienvenido a otro blog de la comunidad más buena onda de la web!!! :D

Hace tiempo queríamos escribirlo y contarte un poco más acerca de nosotros y nuestras aventuras conociendo el mundo de la WEED que tanto nos apasiona :P

Así que en esta ocasión te contaremos sobre los Clubes Cannábicos en España, cómo los conocimos y cómo funcionan estas organizaciones.

Entre septiembre del 2015 y junio del 2016, Ale y yo (Noe) estuvimos estudiando en la Universidad Autónoma de Madrid. Durante este período tuvimos nuestro primer acercamiento a los clubes cannábicos y pudimos constatar en primera persona su funcionamiento y reglas.

En Madrid funcionan unos cuantos clubes, algunos con bastantes miembros, otros más pequeñitos, pero siempre está la opción para todo aquel que tenga interés de conocer estas asociaciones de poder hacerlo. Aunque debes contar con papeles que demuestren que vas a permanecer más que un turista en el país, en mi caso tenía visado de estudiante por 1 año y Ale tiene nacionalidad, así que no tuvimos inconvenientes. Esto lo hacen para evitar el turismo en sus clubes y de esta forma no tener problemas con la policía. 

La Asociación o Club que nosotros participábamos estaba en el centro de Madrid, cerca de la Plaza España, tanto la sede como los alrededores eran muy tranquilos y discretos. De hecho la entrada del Club sólo era un portón negro sin ningún cartel o afiche que indicara lo que era.
Ese día teníamos la intención de asistir a unos shows de monólogos o stand up comedy. Íbamos muy emocionados, queríamos disfrutar de una buena tarde fumando alguna variedad nueva. Esa era una de nuestras mayores motivaciones de participar en la Asociación, poder probar variedades y hachís de buena calidad, que es muy popular en España.

Al entrar en el lugar, tuvimos que bajar unas escaleras y lo primero que notamos fue un fuerte olor a incienso. Otra cosa que nos llamó la atención fue que habían muchas cámaras y un afán por mantener todo seguro y discreto. 

La muralla de la recepción tenía pintado el símbolo químico del THC que nos pareció muy bonito, atrás de la barra de recepción nos atendió una chica que nos negó la entrada :(  

Esto porque debían verificar nuestros datos, y ver si nos daban un espacio como socios del club. Para ello demoraron sólo una semana en confirmarnos que ya estábamos adentro. Desde ahí ya pudimos acceder a las actividades de esparcimiento del club y por supuesto a formar parte del cultivo y con ello tener el derecho de usar la weed producida por el club. Nos recomendaron no sacar weed del lugar, aunque vimos que era una práctica habitual hacerlo. Sin duda una genial experiencia, que nos ayudó a conocer un poquito más del mundo del Cannabis en España.

En una próxima ocasión les contaremos del negocio que tienen los inmigrantes senegaleses en el barrio de Lavapiés, lugar en donde se vende weed a todas horas y se tolera por la policía. 

Siguiendo con la historia, cuando terminamos nuestras carreras volvimos a Chile y tiempo después formamos la comunidad de House of Weed que nos ha traído muchos desafíos y muchas alegrías por supuesto :D 

Recientemente Ale, una de las fundadoras de HW viajó a España a visitar a su familia y amigos, aprovechando la oportunidad de reunirse con algunas agrupaciones cannábicas con el fin de conocer un poco más la labor que realizan y también contarles de nuestro trabajo y de la situación del Cannabis en Chile. 

Ale (vestido con rayas) junto a miembros de CANNAMEX (Movimiento Cannábico Extremeño) 

Por supuesto más que nuestra experiencia en los clubes, queremos también aprovechar la oportunidad de explicarles un poquito cómo funcionan estas Asociaciones, por lo que la primera pregunta que hay que hacernos es:

¿Qué son los CSC, Clubes sociales de Cannabis?

Los clubes son recintos privados donde puedes adquirir y consumir weed. Al igual que pasa en Chile, en España la venta de marihuana está prohibida, pero este tipo de organizaciones funcionan amparada en la ley, ya que son ASOCIACIONES en las que los miembros forman parte de un cultivo colectivo. Por tanto, el Cannabis es de todos, y se reparte en función del aporte de cada socio. Al ser asociaciones, sus recintos son privados, por lo que el consumo de marihuana en el interior está permitido.

Este funcionamiento es muy diferente al de los dispensarios norteamericanos, en los que se dispensa a cualquiera con receta médica, o a cualquier persona mayor de edad en los Estados donde se permite el uso recreacional. En los clubes sólo pueden entrar y ser parte, los SOCIOS, los cuales se deben identificar con un carnet al entrar. 

En la mayoría de las Asociaciones hay espacios de reunión donde se puede jugar videojuegos, ver películas, o simplemente sentarse a hablar. 

¿Cómo se puede ser socio?

En la mayoría de las asociaciones españolas, hay dos formas para poder pertenecer: ser usuario medicinal, o estar avalado por otros miembros.

-  Por un lado, los usuarios medicinales, aquellas personas que padecen una enfermedad susceptible de ser tratada con Cannabis, o que cuentan con una recomendación médica de utilizarla, pueden solicitar ser parte de la asociación presentando los documentos que acrediten su situación.
-  Por otro lado, los usuarios recreacionales requieren ser avalados por 1 o 2 miembros de la asociación. Además, deben declarar cuánto Cannabis consumían previamente a la entrada a la asociación, siendo esta cantidad, el tope máximo que podrán retirar de la asociación posteriormente.

¿Cómo es un CSC? 

¡Hay MUUCHOS clubes cannábicos! Sólo en Cataluña, hay más de 200 asociaciones distintas, por lo que todas varían, y principalmente se diferencian en función de 1) número de miembros, 2) las normas establecidas, 3) los objetivos que persiguen y por último, otra variable relevante es 4) el lugar donde se sitúan.

Profundizaré un poco sobre esto:

  • El número de miembros de una asociación afecta directamente los recursos con los que va a contar la misma, y la capacidad y autonomía que le da para hacer y desarrollar distintas actividades. Por ejemplo, algunos de los CSC, cuentan con salas de juegos, bares, talleres, clases de inglés y un largo etc. Otros, más recatados, sólo cuentan con sillones donde los miembros pueden pasar las horas hablando y disfrutando de un buen rato.
  • El reglamento interno de cada club se decide por votación entre todos los miembros. Esto lleva a que cada club tenga sus propias normas de funcionamiento. Algunas normativas son poco estrictas, permiten entrar y salir cuando lo desees, beber alcohol, fumar tabaco dentro y llevar animales. Otras normativas son totalmente opuestas: cuando ingresas, debes permanecer dentro un tiempo mínimo, se prohibe el uso de alcohol, tomar fotos dentro del local, etc.
  • Los CSC pueden perseguir distintos objetivos, a parte de dar acceso, de forma legal, a Cannabis de calidad a aquellos que lo requieran. Por ejemplo, algunos clubes se interesan por la investigación de la planta, crean sus propias cepas y experimentan con sus cultivos. Otros clubes ponen mayor énfasis en el uso medicinal, enseñan a preparar aceites, extractos y a elaborar distintas recetas, cuentan con médicos y otros profesionales de la salud para brindar mayor apoyo a sus miembros. Otros buscan la legalización y crean espacios donde debatir y crear un cambio real en la legislación. Y finalmente, existen otros, los más habituales, que se centran en los usuarios recreacionales y crean espacios de ocio donde los socios puedan desconectar y pasar un buen rato.
  • El lugar donde se encuentran el CSC influye mucho en la forma de actuar de este tipo de asociaciones. Cómo algunos sabrán, España se divide en Comunidades Autónomas. Dependiendo de la Autonomía en la que esté situada, hay mayor o menor persecución. En Madrid por ejemplo, los CSC están muy vigilados y perseguidos, mientras que en Barcelona se aceptan y toleran con mayor normalidad. 

¿Desde cuándo existen los CSC? 

España cuanta con una larga trayectoria en este ámbito. La 1ª asociación de este tipo se creó en Madrid en 1987 (HACE 30 AÑOS!!). Esta fue la ACDC (Asociación de Consumidores de Cannabis). Sin embargo no fue hasta 1991 que se fundó ARSEC, la 1ª asociación registrada en el registro civil, esta vez en Barcelona. En la última década ha habido una gran proliferación de los CSC, apareciendo uno en cada rincón del país. El Parlamento Catalán ha impulsado legislaciones en las que se busca regular este tipo de asociaciones, aunque aún falta que esto se propulse para el resto de España.

Un abrazo grande y GRACIAS por leernos! 

Salúdanos en INSTAGRAM I FACEBOOK  :) 




¡BIENVENIDO!

Únete a la comunidad y accede a descargar Libros y Guías de cultivo GRATIS :P