INSTA: @houseofweed_ch /FB: @hwvalpo

septiembre 14, 2017

Hoy queremos hablar sobre el HACHÍS, un manjar marroquí muy popular en Europa. Al igual que el cannabis, el hachís no es algo nuevo, se viene utilizando desde el año 900 a.C.

Empecemos explicando qué es el hachís, hash o chocolate:


El hachís es un extracto de la resina del Cannabis, concretamente sonlos tricomas del cannabis, que se han separado del resto de materia vegetal. 

Elegimos hablar sobre el hachís porque cualquier cultivador puede hacer su propio chocolate🍫 en casa, aprovechando los restos del manicurado o aquellas partes de la planta que generalmente no se fuman, y puedes obtener un producto psicoactivo potente.

Hay diferentes métodos de extracción, algunos muy artesanales que podemos hacer en casa con simples utensilios, y otros más innovadores con los que se pueden obtener resultado purificado de gran calidad. Gracias a esta variedad de métodos, hay diversos tipos de hachís que varían en calidad y pureza.

¿Cómo se hace? 

Tradicionalmente, el método de hacer hachís era muy rudimentario. Debías mover la planta con ambas manos y frotarlas para sacar el producto pegado en ellas. Otro método tradicional, típico del hachís proveniente de Afganistán y Marruecos, consiste en dejar secar los cogollos, molerlos, dejar pasar la materia vegetal por un colador, recoger el polvillo restante y compactarlo poniendo presión.


No fue hasta 1.980 que se creó la 1ª máquina para hacer hachís. Se denominó Master Sifter, y consta de una serie de tamices cada vez menos porosos por los cuales se van filtrando los tricomas hasta conseguir un producto puro, posteriormente se han ido creado máquinas más avanzadas con funcionamientos similares (Y ahora exhasta moledores/grinders, que rocogen los tricomas en una cavidad en la parte inferior😎).

Por otro lado, están las extracciones con agua, las cuales se han ido perfeccionando introduciendo hielo para facilitar la separación de los tricomas. Un ejemplo de este tipo de extracción son las famosas BubbleBags. Junto a estos métodos, también cabe destacar la extracción con hielo seco.

El producto resultante puede consumirse así, o prensarse para mayor comodidad. Hay diversos métodos de prensado como puede ser por presión poniendo un gran peso encima, como se comentó anteriormente. También se puede prensar con ayuda de una fuente de calor, o mezclándolo con aceite de cáñamo.

¿Como consumirlo? 

Los modos de usarlo: fumar o vaporizar. Una opción es fumarlo, ya sea sólo o cómo es más tradicional en España, mezclado con tabaco, ó hacer rosin y vaporizarlo a través del dabbing. Antes de probarlo, recuerda que el efecto de un hachís puro y de primera categoría es más fuerte que un cigarro de marihuana tradicional, por su alta concentración de cannabinoides.

¡Esperamos que lo intenten en casa y nos cuenten su experiencia! O si ya lo han probado, dejen un comentario sobre cómo fue la experiencia. 

¿TE GUSTA CULTIVAR? VISITA NUESTRA WEB




¡BIENVENIDO!

Únete a la comunidad y accede a descargar Libros y Guías de cultivo GRATIS :P